Ponte el bañador

Nadadores universales

Justo ahora en verano crecen las ganas de darse un chapuzón en el agua fresca. Además de refrescarnos, la natación constituye un entreno óptimo para todo el cuerpo y todas las edades, lo que la convierte en el deporte ideal al aire libre en verano.

Esta sensación única de ingravidez a cada momento. La certeza de hacer ejercicio cuidando el cuerpo, la salud y las articulaciones. Nadar mantiene en forma y exige ejercicio al conjunto del cuerpo, con movimiento, resistencia, rapidez, coordinación y fuerza, cuidando al mismo tiempo las articulaciones. Requiere concentración y “fuerza” a cada uno a dejar atrás el día a día 🙂

Pruébalo: si sigues los puntos siguientes, seguro que nadar te hará bien.

#1 Todo en uno

Al hacer natación, todo el cuerpo hace un esfuerzo. Gracias al entreno integral, no sólo mejorarás tu resistencia sino que también desarrollarás más musculatura. En el agua entrenamos al mismo tiempo el torso y las piernas. Además, en movimientos fluidos y no de forma aislada, como es a menudo el caso de los aparatos de gimnasio. Ello estimula la coordinación de los diferentes grupos de músculos y todo el aparato locomotor con el cerebro. Otro plus: dado que el agua ofrece catorce veces más resistencia que el aire, la musculatura se ejercita de forma natural. Sin pesos.

 

#2 Nadar adelgaza

Con una sesión ligera de natación, puedes llegar a quemar 500 kcal por hora. Quien hace crol a buen ritmo y dominando la técnica incluso puede llegar a gastar ni más ni menos que 900 kcal por hora. Además, el intercambio térmico entre el cuerpo y el agua sólo mantiene un frágil equilibrio con exactamente 26 grados. Si el agua está más fría, el cuerpo tiene que movilizar calorías adicionales para regular su propia temperatura. Es decir, quemarás todavía más calorías.

Consejo extra: RINGANA PACK d-etary te da el empujón adicional para que llegues a adelgazarte lo que quieres. Los ácidos linoleicos conjugados son conocidos por dificultar la acumulación de grasa, acelerando al mismo tiempo el metabolismo. Estas propiedades los convierten en un aliado importante para perder peso, sin que la masa muscular corra peligro de disminuir.

#2 Nadar relaja

Y de dos formas diferentes. Con la técnica adecuada y gracias al esfuerzo suave, se alivian por un lado las tensiones dolorosas en el cuello, los hombros y la espalda y se refuerza la musculatura. Por el otro, bajo el agua, el mundo ahí fuera queda de repente muy lejos. Se hace una calma maravillosa y estás solo contigo mismo.

Consejo extra: RINGANA SPORT go con mentol de menta, aceite de hierba limón, chile y jengibre proporciona un increíble efecto relax después del deporte.

 

 

 

#3 Nadar hace bonito

La alta resistencia al agua al nadar surte un efecto similar al de un masaje integral duradero; de paso, reafirma automáticamente el tejido conjuntivo. Con cada brazada, la superficie de la piel recibe un masaje, lo que también ayuda a combatir las varices y la celulitis.

Consejo extra: ¡Echarle más con el reafirmante corporal_ _pro RINGANA! La cafeína y el extracto de narciso y amapola proporcionan más tersura y contrarrestan eficazmente la celulitis.

Importante saber: ¡nunca con el estómago lleno!

Todo el mundo lo recordará de las normas de baño que nos enseñaron en la escuela. Nunca te vayas a nadar con la barriga llena. Es una regla que hay que respetar siempre, no debiéndose comer nada difícil de digerir unas dos horas antes de nadar. Lo ideal son bebidas isotónicas de electrolitos como RINGANA SPORT boost. Diferentes hidratos de carbono como Cluster Dextrin® y Palatinose™ proporcionan energía rápida y duradera que no pesa en el estómago. A quien observe esta regla le será más fácil moverse en el agua y también evitará flato.

Importante saber: después del entreno es antes del entreno

Zur Übersicht
Zur Übersicht

Nach Oben

Suscribirse al boletín de noticias

Al darme de alta, declaro mi conformidad con las CGCs, la política de privacidad y la política de cookies y publicidad en internet.

Cancelar boletín